2015-10-06
Exposición del P. Dante Simon, sobre el proceso para el presunto milagro en las causas de canonización

LOS PROCESOS SOBRE MILAGROS


1. DEFINICIÓN DE MILAGRO

Adoptarnos la siguiente definición, común entre los teólogos modernos: ?un hecho religioso insólito, que supone una intervención especial y gratuita de Dios y es a la vez un signo o manifestación de un mensaje de Dios al hombre y una llamada a la conversión?.

Consideramos el fenómeno como hecho extraordinario que supera las leyes de la naturaleza, y el modo de probar este hecho a través de un proceso.

Los teólogos, siguiendo la doctrina de santo Tomás, suelen distin¬guir tres clases de hechos milagrosos:

a) el que supera las fuerzas de la naturaleza ?quoad substantiam?, en el sentido de que la naturaleza no puede realizar tal hecho, p. ej., que dos cuerpos coexistan simultánea-mente en el mismo lugar, o que un cuerpo sea glorificado;

b) el que supera las fuerzas de la naturaleza no por el hecho en sí, sino por el sujeto en que se realiza: p. ej., la resurrección de un muerto, o el crecimiento de una pierna u otro miembro que había sido amputado. La naturaleza es capaz de generar la vida, pero no en un muerto, y es capaz de hacer crecer un miembro, pero no si éste ha sido amputado;

c) el hecho que supera las fuerzas de la naturaleza ?quoad modum?, p. ej., la curación instantánea de una grave enfermedad, sin haber hecho uso de medicina alguna o de otras curas; la desaparición de una atrofia grave; o el hecho de que se cicatrice una herida instantáneamente. La naturaleza puede corregir la atrofia de un miembro o cicatrizar una herida, pero no lo hace nunca instantáneamente.

2. Los MILAGROS EN LAS CAUSAS DE BEATIFICACIÓN Y CANONIZACIÓN

La Iglesia desde los primeros tiempos exigió siempre, antes de permitir el culto a un siervo de Dios, que por su intercesión se hubieran obrado hechos de naturaleza milagrosa.

Según la praxis actual, para la beatificación basta un milagro rea¬lizado después de la muerte del siervo de Dios y comprobado por un proceso. Se requiere otro milagro realizado después de la beatificación para obtener la canonización.
(sigue en archivo a descargar)






Copyright 2014 - Las causas de los Santos - Buenos aires, Argentina